Eje Penal

Equipo: Fortalecimiento de la Investigación Criminal

Plan de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego

El programa consiste en la entrega voluntaria por parte de los ciudadanos de armas de fuego que tengan en sus domicilios, sin dar ningún dato, ya que es anónimo. No se solicita ningún dato de los participantes y la adhesión al Programa otorga amnistía penal y administrativa.

El participante del Programa recibe un incentivo económico entre los $ 1.200.- y los $ 3.000.- dependiendo del tipo y calibre del arma, la cual se inutilizará delante del participante, y luego será destruida por la ANMaC.

Las armas se entregan en las delegaciones ANMaC de todo el país. El listado de dichas delegaciones puede ser consultado en la página web www.argentina.gob.ar/desarme. Cabe destacar que hoy casi todas las provincias del país cuentan con una delegación ANMaC.

Conforme surge de los datos publicados por la Dirección de Estadística del Ministerio de Salud de la Nación (DEIS) Estadísticas Vitales, durante el periodo 2011 a 2015 murieron trece mil cuatrocientas cincuenta y un (13.451) personas por causa del uso de armas de fuego, que en promedio representa siete (7) defunciones por día. El 43% de esas muertes se produjeron con una agresión con arma de fuego como desencadenante, el resto se distribuyen entre suicidios, no intencionadas, no determinada y no clasificada.

Adicionalmente, las consecuencias de la proliferación de armas de fuego no se limita a la cantidad de víctimas fatales en situaciones de homicidio doloso, sino que impacta en la gravedad de las lesiones producto de accidentes y hechos de violencia, incluidos los daños psicológicos resultantes de la función intimidatoria de las armas de fuego, según se concluye de estudios realizados por organismos internacionales, como la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC).

Por eso, los objetivos de esta iniciativa son:

  • Restringir el circulante de armas de fuego ilegales y de aquellas que ya no son de uso de los usuarios o sus herederos.
  • Fomentar la entrega voluntaria para su destrucción.
  • Difundir políticas y acciones positivas destinadas a la resolución pacífica de conflictos y a la prevención de los efectos de la violencia armadas.
  • Lograr una mayor restricción del circulante de armas de fuego en la sociedad civil.

Como resultado de esta iniciativa, desde 2016 hasta julio de 2018 se recibieron 17.749 armas de fuego y 327.279 municiones. El total de armas recibidas por el Programa desde su puesta en marcha asciende a las 193.425 armas de fuego.

Accesoriamente y en el marco del “Programa de concientización  y sensibilización sobre desarme y control  de la proliferación de armas de fuego en la sociedad, que promuevan la cultura de la no violencia y la resolución pacífica de los conflictos”, el equipo de Prevención Ciudadana realizó  148 talleres/capacitaciones de sensibilización sobre los riesgos de las armas de fuego, con el objetivo de generar mayor conciencia en la población a fin de evitar hechos de violencia cometidos con armas de fuego; y 237 actividades de difusión y asesoramiento a estudiantes secundarios, docentes, agentes policiales, y autoridades educativas, entre otros.

Responsables:  Federico Sottile – Director Nacional de Planificación de la ANMaC.

Natalia Gambaro, titular de la ANMAC: “La entrega de armas es anónima y a cambió se da un incentivo económico”.

¿Sabías que entre el Junio 2017 y Diciembre 2017 la ANMaC sacó de circulación e inutilizó 11.004 armas de fuego y más de 207.000 municiones?