Justicia 2020, a través de las iniciativas del programa Justo Vos, se orienta a la comunidad para cumplir con el objetivo de afianzar la justicia y trabajar para que todos los argentinos, en el ámbito que a cada uno corresponda, participen como actores y responsables de la construcción de una sociedad más justa, unida y pacífica. Partiendo de una noción de justicia como valor al alcance de todos, impulsamos a nivel provincial y municipal distintas acciones de justicia cotidiana y preventiva que forman parte de una dimensión no judicial de la justicia, promoviendo en todos los casos el cambio cultural y la formación en valores.

El acceso a la justicia es un derecho básico y fundamental de todas las personas, a la vez que una tarea de todos. La justicia no es una potestad reservada exclusivamente a una autoridad o poder determinado. Buscamos mejorar la comunicación con la ciudadanía, facilitar el acceso al conocimiento y la comprensión de la información jurídica con prioridad en las poblaciones vulnerables.

Promovemos  los espacios y oportunidades de encuentro con una disposición constante y permanente al diálogo como herramienta para enfrentar y resolver los conflictos que inevitablemente surgen en la vida cotidiana de cualquier sociedad.

La justicia asi concebida busca disminuir la confrontación permanente y el índice de litigiosidad. Prioriza la búsqueda de soluciones basadas en el diálogo y el consenso dentro de dimensiones no judiciales de la justicia, de manera que el acceso al Poder Judicial funcione como la última de las alternativas que surgen luego de la imposibilidad del acuerdo. En este caso, promovemos el acceso igualitario a las soluciones que brinda el sistema judicial a las comunidades tradicionalmente postergadas por cuestiones geográficas, culturales, de género, económicas, o de discapacidad, con especial énfasis en la atención y protección de las víctimas del delito, la violencia de género y la trata de personas.

Los Derechos Humanos se convierten en un punto de encuentro para el desarrollo social y una herramienta de prevención y solución de conflictos. Se incorpora un enfoque construido en base al respeto de la diversidad y el diálogo para fomentar la convivencia pacífica, recogido y sistematizado en un plan nacional integral.

Se promueve la adopción de indicadores de progreso en materia de derechos económicos, sociales y culturales de acuerdo con los tratados internacionales de los que la Argentina es parte activa y comprometida. Se otorgan las garantías necesarias de continuidad de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, y de profundización de derechos para los sectores vulnerables de la población.

Se propone un cambio de enfoque respecto a los pueblos originarios y la construcción de una política de Estado activa y presente que los incorpore a la comunidad como verdaderos sujetos de derecho. La relación con ellos no debe basarse en el asistencialismo, sino que se debe tener en cuenta el respeto a sus costumbres y a la propiedad comunitaria de la tierra, que son derechos especialmente recogidos por la Constitución y otras normas nacionales e internacionales.

Justicia 2020 brega por hacer el derecho fácil y entendible para todos, brindar mayor acceso a la información jurídica y ofrecer una mayor disponibilidad de recursos de asesoramiento sobre derechos y ofrecer respuestas efectivas a los problemas socio-legales de la comunidad. También procura generar políticas de prevención contra la violencia para la construcción de una sociedad más justa y pacífica.

Trabajamos de manera intensiva en el aspecto social como un factor fundamental: la justicia no sólo existe en los juzgados y las sentencias, sino que es un valor que debe promoverse en los actos de la vida cotidiana de las personas para una mejora permanente de  la calidad de vida.

Justicia y comunidad son términos estrechamente vinculados para el valor justicia. Así, pretendemos promover una comunidad que asuma la justicia como una disposición constante y permanente, habitual, que se haga responsable de actuar de manera justa y promover prácticas que honren el compromiso de afianzarla, como manda el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional.