Cuatro años impulsando la oralidad en la justicia civil

Con el apoyo técnico y financiero del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se ha logrado generalizar la oralidad en los juicios civiles en 15 jurisdicciones (436 jueces, el 48% del total del país) sin reforma legal, con alto impacto. Se realizaron 36.466 audiencias a cargo del juez, finalizando 16.459 juicios de conocimiento, el 50,7% a través de la conciliación, con una duración inferior a 1 año y 5 meses.

Estos son los resultados que se destacan en el Informe de Gestión de la “Generalización de la oralidad civil y comercial efectiva en la República Argentina” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. El Informe repasa los objetivos del proyecto, sus hitos principales, los montos invertidos y los resultados alcanzados desde agosto de 2016 a septiembre de 2019.

Las claves del método reposan en tres elementos: el impulso de oficio del proceso una vez iniciado; el involucramiento directo del juez en el proceso y la completa oralización del trámite, donde la audiencia de vista de causa es íntegramente videograbadas, sin necesidad de producir actas ni registros por escrito.

Los resultados alcanzados a septiembre de 2019 dan cuenta del éxito del proyecto, logrando las principales metas propuestas en el año 2016. Juicios cortos, alta conciliación y alta satisfacción de los usuarios. Las metas eran lograr que los juicios duren un año y medio; que se logre al menos el 35% de acuerdos en los juicios terminados; y que el 90% de los usuarios expresen su satisfacción con el servicio recibido. Los resultados indican que los procesos orales duran 1 año 5 meses; que se terminan por acuerdo el 50% de os juicios; y que el 99% de los usuarios expresan su satisfacción con el sistema. Acceder al Informe Nacional y el de cada una de las jurisdicciones aquí.

La generalización de la oralidad civil efectiva ha sido una política pública en materia de justicia que ha demostrado ser altamente exitosa, viable y por sobre todo de gran aceptación por todos los involucrados en el proceso: autoridades judiciales provinciales, jueces y funcionarios, abogados que han participado en las audiencias, y, por sobre todo, ciudadanos que pueden ver de manera transparente como se lleva adelante su juicio. La oralidad efectiva está pensada para el ciudadano, poniéndolo en el centro del proceso judicial, a fin de satisfacer sus necesidades y también sus expectativas legítimas.

Accedé al Informe de gestión de la Generalización de la oralidad en Argentina

 

Oralidad efectiva a noviembre 2019

Oralidad efectiva en Argentina. Noviembre 2019