Encuentro sobre nuevas regulaciones centrada en los impactos

Ese fue el tema de un conversatorio que se desarrolló en la sede del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, organizado por Justicia 2020 y la Fundación CiGob, una institución que trabaja en función de incidir en la mejora de las políticas públicas.

Con la participación especial del profesor y doctor en Filosofía y Derecho e investigador del Instituto de Gobernanza Democrática de España, Ignacio Aymerich se desarrolló el Conversatorio “el análisis de impacto en las nuevas regulaciones”

Aymerich centró su exposición sobre la regulación en tres ejes: la gobernanza, la sociología del derecho y el análisis de impacto. Sobre el primer punto expresó la necesidad de repensar estructuras, procesos y organizaciones al momento de la elaboración de normas: “las necesidades se deben identificar de las bases a la autoridad y no en sentido contrario”.

Luego identificó la necesidad de incorporar la ciencia de la sociología del derecho en la redacción y elaboración de las regulaciones abandonando la visión puramente jurídica, apartada del ámbito donde esa normativa de implementará.

En cuanto al análisis de impacto marcó la importancia de ponderarlo e institucionalizarlo; remarcando la necesidad que una regulación, debería siempre acompañar el análisis de impacto que tendrá en su ámbito de aplicación. En ese sentido mostró el ejemplo de Francia, donde por mandato constitucional todo proyecto de ley debe ir acompañado de un análisis de impacto, pudiendo ser rechazado por no estar acompañado de esa evaluación o ser insuficiente.

“El desafío es no quedarnos sólo con la reforma de la norma, sino cómo hacer para que la realidad se transforme y para eso debemos poder medir el impacto que está teniendo” indicó Martín Casares, jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

En ese marco, Alberto Nanzer, Director General de Asistencia Técnica y Legislativa del Ministerio de Justicia, expuso sobre aquellos proyectos que desde el Ministerio se trabajan con la modalidad de la evaluación de impactos, destacando que existen dos proyectos de reforma normativa que fueron realizados de esta manera y uno que se encuentra en proceso de elaboración. “Uno de los imperativos es garantizar eficacia y eficiencia en las políticas y diseñar un esquema de institucionalización de la evaluación de impacto regulatorio”, explicó.

Héctor Chayer, Coordinador de Justicia 2020, hizo hincapié en la necesidad de desarrollar proyectos de política pública que primero se pregunten qué problema se busca revertir, qué le cambiará la vida a las personas su abordaje y una vez identificado medir su impacto, pudiendo mejorar su implementación.

Luego de un interesante intercambio con los asistentes, Marcos Jasín, vicepresidente de la Fundación CiGob cerró el Conversatorio valorando el intercambio realizado y apuntó a que “Tenemos que agregar métodos y prácticas que aseguren una evaluación para que esas regulaciones puedan servir y tener los resultados esperados”, a la vez que agregó que se deben “mejorar las reglas que ordenan la vida cotidiana. Las sociedades avanzan a gran velocidad y el mundo se ha vuelto más complejo”