La Constitución Nacional en lectura fácil

Una nueva versión de la Constitución Nacional, redactada con el fin de promover el acceso a la información y la comprensión de textos, se presentó en la sede de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). El “Programa de Capacitación y Texto: Constitución argentina en lectura fácil” desarrollado por el Senado nacional y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, tuvo su primera exposición pública en el evento organizado en el marco del 25º aniversario de la Reforma Constitucional.

La Constitución Nacional en Lectura Fácil de Ediciones SAIJ (Sistema Argentino de Información Jurídica) es una nueva versión del texto de la Carta Magna que promueve el acceso a la información y la comprensión de textos. No es un instrumento jurídico sino una herramienta que acerca la ley fundamental a personas que de otro modo no podrían hacerlo.

La iniciativa de Lenguaje Claro es una de las propuestas dentro de la plataforma de participación ciudadana del Programa Justicia 2020 que durante el año 2018 tuvo como iniciativa la adaptación a la técnica de Lenguaje Claro de la información relacionada con el trámite del Certificado de Antecedentes Penales que se gestiona ante la Dirección Nacional del Registro Nacional de Reincidencia. Iniciativas tendientes a lograr una justicia cercana al ciudadano.

Por su parte la directora nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica del Ministerio de Justicia (SAIJ), Silvia Iacopetti, explicó que en el proceso de gestación del nuevo texto y en el trabajo encarado en torno a la accesibilidad a los textos legales y jurídicos destacó los procesos de validación realizados con lectores activos para lograr la certificación de lectura fácil por parte de organismos internacionales.

La Lectura Fácil es una técnica de redacción, adaptación y diseño de textos, destinada a personas con discapacidad cognitiva o dificultades en la lectocomprensión. Está enmarcado en el cumplimiento de normas internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos de Personas con Discapacidad y la ley de acceso a la información. Se trata de un material fundamental en términos de accesibilidad, para que todos puedan conocer y entender el derecho que regula su vida en sociedad.