audiencia parana alemania

Tecnología y justicia: participa en una audiencia de un juicio civil en Entre Ríos… desde Alemania

La regla general en los procesos judiciales civiles con oralidad efectiva es que, cuando un juez convoca a una audiencia, las llamadas “partes” (ciudadanos que tienen el conflicto) y sus abogados se presenten personalmente en el juzgado en el día y la hora señalada, y se realice la audiencia en el despacho del magistrado o en una sala de audiencias.

En el marco de la oralidad efectiva de Entre Ríos -impulsada por el Superior Tribunal de Justicia y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Programa Justicia 2020 desde julio de 2018- a la Jueza Elena Albornoz del Juzgado Civil y Comercial N°4 de la Ciudad de Paraná, se le presentó una situación particular que podría haber sido un grave obstáculo, pero que a través del uso de herramientas tecnológicas y una interpretación procesal dinámica, logró superar.

Cuando convocó  a la audiencia preliminar en un juicio de daños y perjuicios una de las partes presentó un escrito explicando que no iba a poder asistir a la audiencia por encontrarse radicado hace unos meses en Alemania. Pidió que se autorice a que en su representación acuda su apoderado, pero a la vez manifestó su expreso interés de poder participar de la audiencia por medio de videollamada (skype o hangouts) afirmando que asumía el costo de los datos de internet que -de su lado- importara tal comunicación.

De acuerdo al a normativa de Entre Ríos, la audiencia podría celebrarse con la sola presencia del abogado apoderado. Sin embargo y dada la importancia de la participación de las partes, la jueza consideró de gran importancia que la parte pueda participar de la audiencia, aún estando en Alemania. En un proceso escrito, esta situación hubiera tenido dos alternativas: o se realizaba la audiencia sin la participación de la parte o bien la audiencia se suspendía por pedido de los letrados dada la ausencia de uno de ellos y el proceso se frenaba.

Si bien para las comunicaciones en el ámbito comercial o personal la videollamada es de uso intensivo, en los procesos judiciales aún no se han incorporado de manera sistemática.  Sin embargo la jueza Albornoz, en consulta con la Coordinación del Programa de Oralidad de Entre Ríos, analizaron el pedido de la parte y decidieron aceptarlo, arbitrando los medios para que la audiencia se celebre y el actor pueda presenciar la audiencia en Paraná, pero desde Frankfurt, Alemania.

A través de la colaboración y coordinación con el área de Informática del Poder Judicial, se instalaron monitores en una sala y se pautó un horario para el inicio de la audiencia, teniendo en cuenta una franja horaria razonable para quien participaba desde Alemania.

Andrea Morales, del equipo de Coordinación de la oralidad efectiva en Entre Ríos, indicó:

El actor se comunicó desde su propio domicilio en Europa y acreditó su identidad mostrando su documento en pantalla frente a la jueza. La buena fe procesal y el deber de colaboración de la parte demandada ayudó en ese aspecto. La audiencia se desenvolvió sin inconvenientes, duró alrededor de 20 minutos y se fijó la fecha de la audiencia de vista de causa donde terminará el proceso”

Valentina Ramírez, también de la Coordinación expresó que “lo importante es que se utilizó el software de videoconferencia que brinda  Hangouts (Google) que es gratis, ágil y muy sencillo de manejar.  El actor desde su notebook o dispositivo móvil solo recibió la invitación al evento (el link respectivo) y minutos antes de comenzar la audiencia se conectó. Tomamos en cuenta el horario para chequear tema tráfico de datos, dado que a veces estas mínimas cuestiones provocan interrupciones  en el marco de una audiencia.”

Al finalizar la audiencia el actor agradeció muchísimo la oportunidad de estar presente en “su juicio” sin tener que viajar de Alemania donde se encuentra viviendo. Ramírez destacó “el actor declaró y hablo con el juez y las contraria desde su casa en Alemania, algo que hasta hace un tiempo era impensado.”