Palacio de Justicia de la Nacion. C.A.B.A.

Organismos judiciales de Misiones, Corrientes y Tierra del Fuego certificarán normas ISO 9001

Los poderes judiciales de Misiones, Corrientes y Tierra del Fuego estandarizan sus procesos para acortar los tiempos de espera. Gestión digital de expedientes y modernización de equipamiento son dos pilares hacia la certificación. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos brinda apoyo con herramientas de gestión de calidad.

Los tribunales superiores de justicia de Misiones, Corrientes y Tierra del Fuego acaban de aprobar pasar la auditoría interna del Programa de Gestión de Calidad, una etapa previa hacia certificar las normas ISO 9001 y alcanzar estándares de calidad internacional en la prestación de servicios. El mes pasado aprobaron esa etapa los TSJ de La Rioja y Salta y se espera que el IRAM ente certificante los evalué a todos para fin de año.

La certificación es impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a través del Programa de Gestión de Calidad, cuyos profesionales brindan asistencia técnica a todas las áreas de la cartera y organismos del Poder Judicial.

De esa manera, se están logrando avances clave en la agilización de procesos de trabajo, optimización de servicios y modernización de espacios y equipamiento, de lo que resulta una justicia más accesible, ágil y eficiente con especial foco en la satisfacción de los usuarios.

El caso de Misiones

El TSJ de Misiones ya inició una etapa de mejoras que se implementan desde su brazo ejecutor, el Centro de Capacitación y Gestión Judicial, a cargo de la ministra del Tribunal y directora ejecutiva del Centro de Capacitación y Gestión Judicial, Rosanna Venchiarutti.

 El Poder Judicial misionero adoptó la política de calidad a fines del 2016 tras el acercamiento del personal del Programa de Gestión de Calidad del Ministerio de Justicia: “Recibimos a Sandra Dosch (coordinadora del Programa) y enseguida decidimos sumarnos a la propuesta. Ahora estamos más que agradecidos porque nos habilitaron el camino para mejorar”, dice Alejandra Barrionuevo, secretaria administrativa del Centro de Capacitación y Gestión Judicial.

A partir de ello se iniciaron mediciones y análisis de procesos de trabajo en un juzgado civil y comercial y en uno de instrucción con el fin de detectar problemas y pensar soluciones. En el primero, se puso el foco específicamente en la atención al público y en el segundo, en la articulación con la fiscalía y la policía para el envío de sumarios digitalizados.

“El traslado de sumarios demoraba mucho tiempo y generaba un gasto, así que lo incorporamos al Sistema de Gestión Digital de Expedientes”, explica Barrionuevo.

Además, adaptaron un software de código abierto y generaron una plataforma digital operativa para guardar y procesar la información de los juzgados con acceso en línea. “El propio System Docs aprueba y valida la documentación para mantenerla controlada en tiempo real, un requisito de calidad”, dice Barrionuevo.

Otro de los avances de suma importancia fue la instalación de tablets en las mesas de entrada para que los usuarios contesten una encuesta de satisfacción. Los resultados impactan de inmediato en el sistema y posibilitan acciones correctivas. Es decir, “Si un día la gente vota que el servicio no fue bueno, el personal se reúne y analiza qué pasó”.

También pusieron una pantalla LED en la sala de espera que reproduce spots con los objetivos y beneficios del programa de calidad, información que a su vez difundieron en la revista mensual del Centro.

“Hay un efecto contagio: al comunicar y ver lo que estamos haciendo, gente de otras dependencias quiere hacer lo mismo”, dice Barreiro con entusiasmo y suma que incluso presentaron la propuesta en el Colegio de Abogados de la provincia con una “excelente recepción”.

Además de aprobar a fin de año las normas ISO 9001 en los dos juzgados, la idea es continuar mejorando todas las áreas del Poder Judicial de Misiones. “La implementación de calidad implica un desafío que nos permite trabajar en vista al ciudadano, destinatario final de nuestra labor. Y en esto estamos comprometidos para seguir el camino de la calidad en toda la provincia”, concluye Alejandra Barreiro.